AUTOCUIDADO Y BIENESTAR FAMILIAR

Compartir
  • 6
    Shares

La cuarentena ha cambiado nuestras vidas y hábitos. En una sociedad donde se nos impone la prisa, la rapidez, la efectividad y productividad, hemos pasado a un estado donde quedarnos en casa es la opción. Esta realidad de estar encerrados en casa puede suponer una alteración de nuestras rutinas y hábitos, cayendo en ocasiones en la inercia de la situación, dejando de prestar atención a nuestro autocuidado y bienestar, centrándonos en la información recibida y el cuidado de los demás.

“…tenemos que intentar contagiarnos, en el buen sentido, de calma, de responsabilidad, de apoyo, de cariño, e intentar no propagar el pánico…”.

El autocuidado es la decisión o acción que la persona realiza en beneficio de la propia persona y que tiene una gran importancia. Entre las acciones para fomentar el autocuidado se encuentran: la alimentación adecuada, medidas higiénicas, manejo del estrés, cuidar de las relaciones sociales, ejercicio físico, tiempo libre, intimidad, adaptaciones a los cambios…

El autocuidado y bienestar personal, físico y emocional, es uno de los pilares de nuestra salud. El autocuidado y bienestar en las niñas y niños supone aprender ciertas conductas que se ponen en práctica sin la supervisión del adulto. Para ello, el autoconocimiento, los espacios de reflexión y escucha, junto con un ambiente seguro son claves para su desarrollo.

La/el niña/o que aprende a cuidar de sí misma/o sabrá pedir ayuda cuando la necesite, es importante dotar a nuestros pequeños de las habilidades necesarias para hacer una correcta evaluación del momento en el que se encuentra, utilizando sus propios recursos y, cuando no son suficientes, buscando ayuda de los demás. Esto es fruto de una buena autoestima y un autoconcepto ajustado, que son claves para reconocer, no sólo nuestro potencial, sino también nuestros límites.

El modelo de los hijos son las familias. Si queremos que ellos/as se cuiden, debemos practicar con el ejemplo. Si en nuestras rutinas no tenemos hábitos de autocuidado y bienestar, les estamos transmitiendo que son irrelevantes para llevar una vida plena. Cuidar nuestra salud, comer bien, hacer deporte, tener un espacio de cuidado personal o disfrutar de actividades de ocio es uno de los mensajes más poderosos que podemos dar a nuestros menores.

Disfrutar de la vida, verbalizar los momentos en los que lo pasamos genial, es transmitirles emociones positivas que marcarán a fuego su autocuidado y bienestar físico y emocional

Salud Física

¿A qué nos referimos con mantener buena salud física? A la práctica de hábitos de aseo personal, orden, alimentación, ejercicio que en estos días se nos puede descontrolar. Para lograrlo es importante fomentar una buena planificación de horarios como os indicábamos ayer:

  • Planificación del aseo personal: No estar en pijama todo el día, empezar el día con una rutina de aseo y vistiéndonos.
  • Planificación de menús incluyendo frutas y verduras y los horarios de comida evitando el picoteo continuo que conlleva estar tanto tiempo en casa.
  • Establecer  una rutina de ejercicios que ayude al mantenimiento de la buena salud y el equilibrio.
  • Planificación del descanso. Es conveniente mantener una buena higiene del sueño, marcando horarios regulares para ir a dormir. También hemos de saber descansar de pantallas.
  • Higiene postural. Adecuar los espacios de estudio, de trabajo e incluso de descanso para mantener buenas posturas.

SALUD MENTAL

¿A qué nos referimos con mantener buena salud emocional? A estar bien informados, a divertirnos sin dejar el humor que es un buen aliado para estos días, a expresar y gestionar nuestras emociones, y a conseguir una buena salud digital.

 Divertirse juntos

El jugar, divertirse y reír juntos es una excelente manera de crear los lazos de conexión entre padres e hijos y descubrir qué tipo de actividades realmente les gustan. Igualmente permite orientar o modificar un mal comportamiento cuando el menor no siempre gana, desea ser el primero en todo, se siente cansado o malhumorado. Es importante que los padres estén completamente presentes en los momentos de diversión que tienen con sus hijos, centrándose en la actividad y la experiencia de estar compartiendo su tiempo con ellos, con plena atención en los menores y mostrándose totalmente disponibles para el juego. En los próximos artículos os daremos más ideas de cómo realizar estas actividades y fomentar la diversión en familia.

Salud emocional

Para todos nosotros esta situación de cuarentena es algo nuevo, desconocido y como todo lo que se escapa nuestro control y conocimiento, puede causarnos en algunas ocasiones emociones contradictorias, negativas, que es importante expresar y saber reconducir para mantener una buena salud emocional. Es importante tener en cuenta que los niños perciben todo lo que pasa a su alrededor y el miedo que nosotros podemos llegar a sentir no es menos, por ello es importante modelar una perspectiva positiva sobre sí mismos.

 Fomentar la confianza propia y enseñarles cómo controlar sus emociones son otros de los puntos clave en el desarrollo del valor del autocuidado mental y emocional en los niños. Ayudarles a fijarse metas y trabajar para cumplirlas es un hábito que le servirá para el resto de la vida, los ayudará a ser exitosos en todas las cosas que se propongan. Sobre gestión emocional hablaremos próximamente en un artículo dedicado a ello para saber mejor como gestionar las emociones que están surgiendo todos estos días y que forman parte de nuestra vida diaria.

Enseñarles a ver los desafíos de la vida como una oportunidad para el aprendizaje, les ayudará a incrementar su resiliencia y controlar sus emociones. Podemos empezar a practicar en familia sencillos ejercicios de mindfulness y respiración, los cuales nos ayudarán a mantener la calma y encontrar equilibrio emocional, así como rutinas de ejercicios y estiramiento a través de posturas de yoga que nos ayudarán a conectar cuerpo y mente. Nuestra «mente mono», salta de un pensamiento a otro y sobre todo con preocupaciones sobre el futuro de nuestros hijos. No ayudamos con estos pensamientos y con esta actitud ya que la verdadera ayuda es estar en el aquí y en el ahora…

Salud Digital

El concepto de SALUD DIGITAL engloba todos aquellos aspectos que incidirán directamente sobre el niño o adolescente que mantenga contacto diario con las nuevas tecnologías, y de los que depende que su desarrollo sea finalmente saludable. Se trata de cuestiones que tanto las familias como educadores deberían conocer y recoger como base sobre la que actuar.

Dichos aspectos abarcan desde el desarrollo de la identidad del menor en contacto con internet y las nuevas redes sociales, hasta las cuestiones relativas a su seguridad y privacidad, pasando por los problemas cervicales o de visión, para llegar al impacto sobre las relaciones sociales que establezcan. Desde la prevención de las tecnoadicciones hasta la curación de contenidos frente a lo que denominamos “infoxicación”. Desde las posibles modificaciones en sus procesos cognitivos y el desarrollo de su cerebro, hasta las nuevas formas de lectura y procesamiento de la información.

En el contexto actual es posible que los niños y adolescentes dediquen más tiempo frente a las pantallas de lo habitual. Los motivos son diversos: la aparición de la modalidad de clases online y tareas digitales y la conexión mediante chats y diversas apps para comunicarse con sus amigos.

Algunas pautas sencillas y eficaces para que todos podamos adaptarnos al entorno digital necesario en estos momentos, de una manera sana y respetuosa: 

  • Fomentar un ambiente de confianza y empatía en el hogar para que los niños, niñas y adolescentes puedan expresar sus inquietudes y plantear su punto de vista. Entender sus necesidades y acompañarlos según su nivel de madurez, para que puedan acceder a contenidos seguros y aptos para su edad.
  • Evitar una actitud inflexible frente al uso de pantallas: En su lugar, podemos trasmitirles que no es saludable conectarse a todas horas, y que cambiar de actividad nos permite, por ejemplo, descansar la vista y la postura.
  • Dar prioridad a las actividades diarias básicas: Se deben respetar los horarios para dormir y comer, así como para realizar las obligaciones domésticas y escolares: aunque la situación sea excepcional, no debe servir de excusa para olvidar estas rutinas y dejarse llevar por el impulso no justificado de uso de Internet y dispositivos.
  • No distraerse y fijar objetivos: Cuando se esté utilizando Internet para tareas escolares, es preferible que no usen las aplicaciones de mensajería ni las redes sociales ¡Sólo les servirán como distracción! Deben concentrarse en su objetivo.
  • Dar ejemplo: Los menores tienden a imitar los comportamientos que ven en sus padres y otras personas de referencia y no tendrán en cuenta nuestras pautas si no ven que actuamos con mesura y autocontrol con los dispositivos durante estos días.
  • Gestionar adecuadamente el tiempo del uso de dispositivos electrónicos: Por ejemplo, usando herramientas como pactos familiares y de control parental, que permiten establecer normas y límites de uso, y facilitan el dialogo, permitiendo plantear dudas, preocupaciones e intereses.
  • Dedicar algunos ratos a compartir en familia actividades en las que se usan dispositivos electrónicos, ya sean educativos, culturales o lúdicos. Una película, un juego interactivo un plan diario digital, un mural, …

También puede ser una oportunidad, el momento actual que estamos viviendo, para desconectar las pantallas y móviles y hacer juegos en familia fortaleciendo el vínculo entre sus miembros.

INFORMACIÓN

En una situación como la que vivimos es tan importante estar informado como verificar dicha información.

Nuestros hijos necesitan saber que vivimos un momento especial, debido a una enfermedad que se propaga si  nosotros no tenemos cuidado. Pero también es necesario gestionar dicha información: la cantidad que de ella se dé; los tiempos en los que se facilite; el origen de dicha información; pero -sobre todo- evitar decir falsedades o medias verdades que luego hayamos de corregir: nuestros hijos necesitan confianza, no padres y educadores que cambian.

  • La cantidad de información debe ser relevante y adecuada a las edades. Además, hemos de evitar la sobreinformación (demasiados datos que, quizá, ni comprendan, pero aburren): ni tan poca que parezca que “ocultamos”. Si necesitan más, si “tienen sed” por saber o aprender, colaboramos para ayudar a gestionar la búsqueda de nueva información.
  • Respecto de los tiempos, en línea con el punto anterior, según la edad y necesidades de nuestros hijos, con una vez al día bastará. Recordemos que si constantemente recurrimos al mismo tema obtendremos sobreinformación.
  • Como conclusión de los dos puntos anteriores, siempre hemos de transmitir verdad para generar tranquilidad y confianza; trataremos de evitar dar lugar a la duda en nuestros hijos, o la desconfianza, cuando transmitimos medias verdades o les ocultamos información: así les estaríamos obligando a buscar otros referentes que no somos nosotros.
  • Por nuestra parte, es muy importante verificar el origen de la información, más aún en este momento de redes sociales, donde cualquier comentario da la vuelta al mundo en cuestión de segundos.

AUTONOMÍA

Desde los centros educativos, una de las cosas que más pedimos a la familia que se trabaje en casa es la autonomía de las/os niñas/os y adolescentes. Y una de las limitaciones que se encuentran en el seno familiar para trabajarlo es la falta de tiempo. Cuando queremos pasarles la responsabilidad de que hagan algo por sí mismos, o no les da tiempo a terminarlo o lo hacen mal y acabamos haciéndolo los mayores porque así “hacemos antes”.

Pues bien, en la situación actual se nos presenta una oportunidad (que podremos incluir en nuestro DAFO familiar  de trabajar la autonomía gracias a la flexibilidad que adquieren el tiempo y los horarios, que normalmente son rígidos (hora de entrada al colegio/instituto, clases particulares, entrenamientos, etc.).

Las/os pequeñas/os y jóvenes podrán dedicar más tiempo a asumir ciertas conductas de autocuidado y bienestar, siempre en relación a su edad y capacidad.

RECURSOS PARA CONSEGUIRLO

Un poco de yoga para el autoconocimiento, el autocuidado y bienestar.

Para cuidarnos es necesario conocernos y esto implica conocer nuestro propio cuerpo y su funcionamiento: cómo respiramos, cómo nos movemos, cómo nos alimentamos, cómo sentimos, …

A veces vivimos tan estresados que nos olvidamos de nosotros mismos y no nos cuidamos lo suficiente.

En estos días que estamos confinados en casa, podemos dedicar unos minutos en familia, a practicar YOGA, sencillos ejercicios de respiración que nos ayudarán a autocuidarnos y relajarnos.

De entre los materiales que nos han aportado en el curso de Yoga que estamos realizando en el cole, he entresacado un vídeo muy instructivo y entretenido titulado «Respira» para niños . Os dejo aquí el enlace:

Canciones para mantenernos en forma

Las canciones infantiles tradicionales que podamos realizar en casa (Corro de la patata, saltar comba con Al pasar la barca…). Si no las recordamos… ¡buen momento y oportunidad para llamar a los abuelos y que nos las recuerden!

Mueve-T con Diverplay y Coreokids. Esta coreografía es genial y facilísima para los niños. Las profes de mi cole me dicen que les hace sudar. A continuación podemos practicar con el video de «El baile del cuerpo» de Diverplay.

El canal de cantajuegos en Youtube nos ayudará.

Tabla de tareas domesticas

De la página imageneseducativas.com hemos extraído la tabla de tareas domésticas que según María Montessori pueden hacer nuestros hijos según su edad. 

 

Pinchando en el siguiente enlace podeis descargar la tabla en formato word. TABLA MONTESSORI DE TAREAS DOMÉSTICAS

Salud

En estos tiempos de sobreinformación es muy importante consultar solo fuentes oficiales, teniendo en cuenta las indicaciones que los sanitarios y las instituciones nos dan y no caer en “fake news” o bulos o inventos de medidas no oficiales. Para ello os facilitamos las orientaciones básicas del Gobierno de España, así como las recomendaciones propias de La Rioja.  

Información para la Ciudadania Gobierno de España

Información para la Ciudadania Gobierno de la Rioja

Para lavarnos las manos, Barrio Sésamo,  algunos papás o abuelos igual aprendieron con ellos.

Cuentos para una alimentación saludable

Canal de Cuentos Infantiles, donde podrás ver maravillosos cuentos creados para fomentar los valores humanos en los niños.

Este video tiene como objetivo invitar a los niños y adultos a comer frutas y vegetales. Adaptación basada en el cuento «La Gran Final y el Misterio de las Verduras» de la Editorial La Esfera de los Libros. Madrid, España. Video sin fines comerciales, sólo fines educativos.

Emociones

Baila las emociones con Marina y los Emoticantos.

Cuento para informar sobre covid-19

La ilustradora riojana Sara Ramírez dibuja el cuento didáctico «Coronavirus no es el nombre de un príncipe (ni de una princesa)» de María Coco, de descarga gratuita, con el que ya han empezado a trabajar centros educativos de La Rioja.

El cuento es de fácil comprensión y presenta los pros y contras de la pandemia, por una parte la preocupación por la salud y, por otra, el tiempo que los niños pasan con sus padres, que ahora es mayor.

A este cuento se accede a través de un enlace online que permite pasar las páginas directamente en la pantalla.  Pincha aquí para verlo.

Actividades Deportivas para realizar en casa

  1. Para ejercicio físico: La profesora de Educación Física del CEIP Aurelio Prudencio de Calahorra nos propone unos retos: RETOS DEPORTIVOS
  2. ¿Queréis yoga?: desde el CRA Alto Cidacos de Arnedillo nos mandan unos vídeos con sesiones de yoga, aquí os dejamos uno de ellos.  YOGA EN CASA
  3. Para los más activos por la mañana, el canal de televisión de RTVE, la 2 nos propone sesiones de ejercicios de 9:00 a 9:30 de la mañana en directo. 

Salud Digital

Es importante estos días estar conectados, pero como toda conexión cuando es excesiva y nos aleja de los que más cerca tenemos se convierte en algo tóxico y perjudicial para los adultos y los más pequeños.

Es necesario como ya hemos recalcado establecer un clima de confianza y pautar una serie de normas para que la conexión digital no enturbie el ambiente familiar y nos mantenga más conscientes y conectados no más separados.

Algunas organizaciones tienen una larga experiencia en la educación en TICs y ciudadanía digital. Si exploramos en sus Webs seguro que encontramos cosas que pueden ser útiles.

En la época de la hipercomunicación y donde toda nuestra vida depende y se vive muchas veces a través de internet es importante olvidarnos a veces de toda esa información que nos bombardea continuamente y centrarnos únicamente en nuestras necesidades.

Desconectar para poder reconectar, cuidarnos para poder cuidar.

 Dentro de esta situación de obligada cuarentena en la era de la comunicación, es que disponemos de una gran cantidad de recursos funcionales para trabajar, realizar actividad física, estar en contacto con los demás y evitar el aburrimiento. Seamos prácticos, seamos funcionales y flexibles, no pasa nada por no estar continuamente conectados y realizando actividades, no es una catástrofe si un día no se avanza en las tareas o actividades programadas. Es un tiempo para el autocuidado y bienestar familiar, para cuidar de los que más cerca tenemos y conectar con aquellos que no tenemos cerca.


Compartir
  • 6
    Shares

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies