Iniciación al Método ABN en Primaria

Compartir
  • 3
    Shares

Por unas matemáticas sencillas, naturales y divertidas. El método Abierto Basado en Números (ABN), ayuda a mejorar y avanzar en el aprendizaje de la numeración y el cálculo desde un enfoque práctico, cercano a la experiencia y manipulativo.

Los días 4 y 5 de octubre asistimos varios compañeros al Curso sobre el método de Cálculo ABN, organizado por el Centro de Desarrollo Profesional Docente (CDPD) , y que se llevó a cabo en la localidad de Arnedo.

De la mano de Ana Belén Santos Sánchez disfrutamos con un método de enseñar matemáticas que se fundamenta en mecanismos de procesamiento cerebral, que sigue el ritmo del niño, se adapta a su realidad, desarrolla el cálculo y la resolución de problemas, siempre desde un enfoque práctico, cercano a la experiencia y manipulativo.

El nombre significa Abierto Basado en Números (ABN), y nace como una alternativa a la enseñanza tradicional de las matemáticas, basada en métodos Cerrados Basados en Cifras (CBC).

Su creador, Jaime Martínez Montero, maestro y doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación, ha escrito varios libros relacionados con el tema. La aplicación del método se inició durante el curso 2008/2009 en el CEIP Andalucía. Desde entonces, diversos colegios han ido implementando este sistema, que requiere básicamente formación del profesorado, puesto que los materiales son sencillos de conseguir y baratos

El ABN ofrece una alternativa a tantos niños para los que las matemáticas se convierten en una tortura y en algo inalcancable, desmotivador.

Entre las CARACTERÍSTICAS del método, el autor señala las siguientes:

  • No se trabaja con cifras, sino con números. De esta manera, se eliminan algunas de las dificultades permanentes del aprendizaje del cálculo: las llevadas, la colocación de las cifras, la rigidez de las operaciones básicas, los ceros, los decimales, la direccionalidad a la hora de realizar las operaciones… Todos los maestros que enseñan Matemáticas tienen que enfrentarse con ellas e intentar que los alumnos adquieran las normas, lo que se consigue de manera mecánica y algunas veces sin comprensión de lo que están haciendo
  • Uso de materiales: se trabaja con la tabla del 100 y la recta numérica
  • Tratamiento interactivo y realista de los números. Las unidades, decenas y centenas forman una conexión entre la realidad multiforme y lo reflejado en la escritura
  • Algoritmos abiertos. Accesible y adaptable a todo el alumnado, tanto para la sobredotación como para la infradotación, respetando los diferentes ritmos de aprendizaje del alumnado
  • Transparencia de formatos y algoritmos. Los formatos permiten detectar rápidamente el punto exacto del error que se ha cometido en el proceso producido
  • Reversibilidad de operaciones. En la suma aparece la resta, en la resta aparece la suma
  • Enfoque realista y referenciado. Uso de materiales manipulables y realización de operación mediante el enunciados de problemas
  • Derivaciones y conexiones. Uso de preguntas sobre el cálculo y problemas realizado, además de relacionar términos de las operaciones

La investigación reciente sobre procesamiento matemático pone el énfasis en el conteo, el sentido numérico innato, la subitización, la comparación, la estimación o la recta numérica mental. Y muestra cómo el sentido matemático se puede desarrollar desde los primeros meses de vida, por lo que no es necesario esperar a la primaria para enseñar habilidades matemáticas. Contar con los dedos, poner y quitar, hacer preguntas, jugar… son actividades que desarrollan la competencia matemática y el pensamiento lógico.

Veamos algunos de los planteamientos que nos ofrece Stanislas Dehaene en su libro El cerebro matemático:

– La mejor forma para prevenir y combatir reacciones negativas hacia las matemáticas es vincularlas a situaciones concretas de la vida: operaciones como sumas y restas simples, estimaciones numéricas, comparaciones o el conteo emergen de forma espontánea en los niños, razón por la cual tendría que aprovecharse esta capacidad numérica intuitiva que forma parte de nuestra estructura cerebral, en lugar de introducir las matemáticas como una disciplina abstracta. Lo importante no es enseñar recetas aritméticas –en su mayor parte, repetitivas y descontextualizadas–, sino ir asociando el cálculo a su significado explícito. En definitiva, aprovechar el bagaje informal de que disponen los niños

Contar con los dedos es un precursor importante para aprender la base 10, el entrenamiento con los dedos mejora las habilidades matemáticas y aquellos que mejor saben manejarlos obtendrán después mejores resultados en cálculos numéricos (Gracia-Bafalluy y Noël, 2008)

Sólo una comprensión refinada del diseño del algoritmo y de su propósito puede ayudar. Sin embargo, el cerebro del niño registra y ejecuta la mayor parte de los algoritmos de cálculo sin que le importe mucho su significado. Generaliza instrucciones básicas y cuando se enfrenta a situaciones novedosas interpreta lo que ya sabe, cometiendo típicos y frecuentes errores

– Los niños pasan de una comprensión intuitiva de las cantidades numéricas sustentada por estrategias simples para contar, a un aprendizaje memorístico de la aritmética. Este vuelco coincide con las primeras dificultades serias en matemáticas. De pronto, progresar en matemáticas implica almacenar gran cantidad de conocimiento numérico en la memoria.

Es muy probable que los que muestran dificultades con la aritmética no tengan ningún daño biológico; simplemente no se les ha enseñado por medio de los métodos apropiados

Stanislas Dehaene.

Estas son algunas fotos que Ana Belén nos mostró de los materiales que utiliza a diario en sus clases:

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

La locura por la “matemática moderna”, basada sobre una visión formalista de la matemática, está perdiendo fuerza en muchos países. Las escuelas lentamente han vuelto a incorporar material educativo concreto, como las barras Montessori, las tablas de Sèguin, las barras de decenas, las placas de centenas, los dados y los juegos de mesa. Los psicólogos han demostrado de forma empírica los méritos de un currículum que ponga el acento sobre modelos aritméticos concretos, prácticos e intuitivos.

Miembros del EOEP Rioja Baja con la ponente Ana Belén Santos Sánchez en el curso de iniciación al ABN en Primaria celebrado en Arnedo.

Como orientadores, y poniendo nuestro foco de atención en los alumnos con dificultades, podemos destacar varias características que hacen de este método una buena herramienta:

  • La adaptación al ritmo individual de cada niño, respetando siempre la adquisición de etapas previas para ir aumentando la complejidad
  • El carácter abierto y flexible, que permite realizar los cálculos de diferentes maneras, llegando todas ellas a la solución correcta
  • La motivación, que desbloquea resistencias y evita que el aprendizaje se vuelva inalcanzable
  • Evitar las prisas, lo principal es la comprensión de lo que hacen con los números
  • La repetición, básica para el aprendizaje
  • El énfasis en la manipulación de los números y su descomposición, basada siempre en elementos reales fáciles de conseguir
  • La activación y entrenamiento del funcionamiento ejecutivo en los niños: a través de la planificación, la secuenciación, la atención y motivación, la monitorización y revisión de las tareas, la toma de decisiones, la verbalización constante de los cálculos y estrategias
  • El apoyo permanente de material manipulativo, que va disminuyendo y desapareciendo en la medida que el niño progresa: él decide cuándo no le hace falta
  • El papel del maestro, como guía y presentador de nuevos retos

Desde el EOEP Rioja Baja os animamos a descubrir nuevos sistemas como éste, que pueden facilitar el aprendizaje de las Matemáticas no sólo a los alumnos con necesidades, sino a todos, favoreciendo el cálculo, la rapidez y agilidad mental de nuestros niños y niñas.

Para saber más:

Página de la Asociación Matemática Cálculo ABN (AMCA)

Algoritmos ABN. Por unas matemáticas sencillas, naturales y divertidas: blog de Jaime Martínez Montero

 

 

 

Actiludis: dispone de un apartado llamado “Algoritmo ABN” que propone actividades, cuadernos, herramientas TIC, vídeos, etc : 

Bibliografía y webgrafía:

Dehaene S. (2016). El cerebro matemático: Como nacen, viven y a veces mueren los números en nuestra mente. Buenos Aires: Siglo Veintiuno

 

 

 

Jaime Martínez Montero. Ed. Wolters Kluwer. (2017).                                              Enseñar matemáticas a alumnos con necesidades educativas especiales

 

 

 

Jaime Martínez Montero y Concepción Sánchez Cortes. Ediciones Pirámide (2019). Enriquecimiento de los aprendizajes matemáticos en Infantil y Primaria con el método ABN.

 

 

Jaime Martínez Montero y Concepción Sánchez Cortés. Ed. Wolters Kluwer (2013). Resolución de problemas y método ABN. Molelos, áreas, estrategias y recursos.

 

 

 

 

Jaime Martínez Montero y Concepción Sánchez Cortés. Ed. Wolters Kluwer (2011). Desarrollo y mejora de la inteligencia matemática en Educación Infantil.

 

 

Jesús C. Guillén, El cerebro matemático en el aula: algunas ideas clave, en https://escuelaconcerebro.wordpress.com/tag/matematicas/


Compartir
  • 3
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies