Diversidad sexual en el medio educativo. “Educamos para la vida y la vida es diversa”.

Compartir

“Educamos para la vida y la vida es diversa”. El ámbito educativo es uno de los responsables de la evolución del respeto y de la tolerancia hacia la diversidad sexual.

La escuela, además de ser uno de los espacios en los que los niños y las niñas pasan la mayor parte del tiempo, constituye uno de los grandes elementos de socialización para ellas/os y es el lugar donde comienzan a tomar conciencia del otro, y por ende, también de la heterogeneidad sexual.

Las escuelas crean un contexto social y cultural con una serie de valores y conductas en las que los niños y niñas se sumergen, impregnando su personalidad en muchos casos de estereotipos y actitudes discriminatorias hacia todo tipo de diversidad sexual. Por eso, es importante la necesidad de la implicación por parte de la escuela en el fomento de las actitudes positivas hacia la diversidad, alejándose del ocultamiento, la violencia o el odio, que en ocasiones se generan en este contexto.

Se trata por tanto de educar en la tolerancia, la diversidad, y el respeto, y de este modo se puede  conseguir atajar la discriminación y la desigualdad entre los alumnos y alumnas.

La adaptación del sistema educativo hacia la integración del respeto de la diversidad afectivo-sexual, así como las diferentes expresiones de identidad de género, es fundamental para lograr la superación de los estereotipos y los comportamientos sexistas, la desigualdad y la discriminación.

Para ello también es importante que los docentes puedan identificar la situación que vive la diversidad sexual en la sociedad y en las aulas, poder contextualizarla, conocer su situación legal y social, sus implicaciones, las actitudes que provoca, las medidas de prevención y protección frente a cualquier modo de violencia/discriminación  por esta causa, así como ofrecer recursos adaptados a la edad del alumnado para fomentar el respeto y la tolerancia. La formación del profesorado en educación sexual, y en materia de género, no solo debe de existir, sino que debe garantizarse su seguridad y no puede limitarse a programas formales, sino que necesita impartirse de manera transversal en todos los niveles educativos, de forma, que tanto los docentes como la comunidad educativa y la familia participen de esta visión de la diversidad.

La educación afectivo sexual integral es básica para explicar temas fundamentales para el desarrollo de los alumnos/as como son la identidad, la orientación y la expresión de la sexualidad. Y además para poder superar el acoso escolar de tipo homofóbico, lésbico y/o transfóbico que a veces es ejercido a través del hostigamiento presencial y directo, o a través de las Tics (como el ciber acoso).

Cuando se habla de diversidad, habitualmente suele referirse a la diferenciación en clases sociales, a las multiculturalidad social, o a las diferencias religiosas, y se relega la diversidad sexual a un segundo plano o incluso se invisibiliza. No se cuestionan aspectos relativos a asuntos de género o de heteronormatividad impuesta, o lo que puede o no responder el alumnado.

En la sociedad actual cada vez es más habitual ver diferentes tipos de familias unas conformadas por miembros del mismo sexo, otras, familias monoparentales, otras, familias tradicionales… Por ello, cada vez se hace más evidente la necesidad de abordar una educación en el aula que contemple esta realidad social e incluya una educación sexual, donde se trabajen las diferentes formas afectivo-sexuales de establecer relaciones y de identidad sexual.

¿Qué es la diversidad sexual?

La diversidad sexual se construye a través de la combinación de diferentes dimensiones sexuales.

  • El sexo biológico (femenino, masculino o intersexual).
  • La identidad sexual (pertenencia a un sexo o a otro).
  • Roldes de género (comportamientos asociados al género femenino o masculino asociados a una cultura en una época determinada).
  • La orientación sexual (sentimientos de una persona a un sexo, a ambos o a ninguno).

Por lo tanto la diversidad sexual se refiere a un amplio abanico de posibilidades en las formas de vivir la sexualidad.

Definirse con una identidad distinta a la normativa y culturalmente aceptada, no es fácil, se necesitan soportes emocionales que permitan enfrentarse a un mundo que dice que solo hay una forma de ser, hombre o mujer, y de relacionarse.

 La familia es un pilar importante en la aceptación y en el apoyo del reconocimiento de la propia identidad. Con un soporte afectivo-familiar, un adolescente gay o lesbiana tendrá una vida adulta más realizada, más plena y logrará superar la discriminación social de una manera menos dolorosa, que aquel que carezca de esta red de apoyos.

En los primeros años de vida los adultos (padres, familiares, docentes) transmiten roles de género, simplemente por la proyección de su imagen, pero además lo hacen a través de las necesidades que satisfacen a los propios niños/as: con los juguetes, con el vestido, actividad físico deportiva, etc. De este modo, comienzan a comportarse como se les dice y no como se sienten. Cuando tiene unos cuantos años más, se consolida el sentimiento de pertenencia a uno de los grupos, manifestando que pertenecen al mismo sexo biológico que tienen o al sexo contrario. En la adolescencia los jóvenes necesitan reafirmar su identidad sexual y surgen las primeras relaciones afectivo-sexuales.

En definitiva, desde el núcleo familiar tenemos que reflexionar sobre nuestras creencias, prejuicios y formas de actuar para lograr una coeducación que eduque en la diversidad sexual del ser humano y evitar cualquier prejuicio y estereotipo.

Propuestas de trabajo: recursos.

Uno de los ejes que podemos considerar de gran importancia en la labor docente y familiar, con el fin de trabajar la tolerancia y la naturalidad de la diversidad sexual es la recopilación de los recursos lúdicos, didácticos, de carácter sexual y audiovisual como pueden ser:

Literatura infantil:

  • Rey y Rey (Hann 2004). Cuando la reina insiste en que el príncipe se case y asuma como rey, la búsqueda de una pareja adecuada no resulta como se esperaba.

     

  • Paula tiene dos mamás (Newman 2003).Todas las personas son iguales y a la vez muy diferentes. A las familias les ocurre algo parecido, hay familias con una mamá y un papá, otras sólo con un papá o con una mamá. Este libro cuenta la historia de Paula que tiene dos mamás y en la que aprende que lo único verdaderamente importante es el cariño.

  • El arco iris de Blas (María Lago 2017). Nace como respuesta a esa necesidad de abordar el tema de la aceptación y la diversidad sexual en edades tempranas, sirviendo como instrumento para todos aquellos padres o educadores que sienten reparo o no saben bien como hacerlo. Blas es un niño curioso que pregunta a su madre sobre el significado de la bandera arcoíris, y al que poco a poco se le van dando respuestas a través del color.
  • El secreto de las familias (Cruz 2005). ¿Existen las verdades familias? ¿Qué es lo que hace que una familia sea auténtica? En este cuento, Carlos y Mario, dos niños que viven con sus dos mamás, tratarán de encontrar las respuestas a estas preguntas. Para ello buscarán el secreto en un arcón, que creen escondido entre dragones y castillos. Sin embargo, resulta estar todo mucho más cerca de lo que imaginan: justo al lado de donde se guardan los sentimientos.

  • Oliver Button es una nena (Tomie de Paolo 1982).   A Oliver Button le llamaban nena, porque no le gustaba hacer las cosas que hacían los demás chicos. Le gustaba pintar, pasear por el bosque, disfrazarse y, sobre todo, bailar. Comenzó a ir a clases de danza, y el día que actuó en el concurso de talentos con sus brillantes zapatos de claqué, dejó asombrados a sus compañeros. Desde entonces, Oliver Button dejó de ser una nena para convertirse en una estrella.
  • Las cosas que le gustan a Fran (Piñen 2007).  Las cosas que le gustan a Fran es un cuento en el que Carlota, la niña protagonista, aparentemente, nos habla de su mami y del novio de su mami, Fran. Pero es solo en apariencia porque el relato encierra una sorpresa que se revela justo al final. Fran no es un chico, es Francisca, una chica, así que mami en realidad tiene una novia. Podría parecer entonces que Las cosas que le gustan a Fran es un cuento sobre nuevas familias, pero no. Se trata de un relato lleno de poesía y sentido del humor con el que se muestra cómo los mismos valores, gustos y aficiones que le otorgamos a Fran cuando pensábamos que era un chico, son igualmente válidos cuando pensamos en él como una chica. Tanto a Fran como a Francisca les gusta la tortilla de patatas, bailar, leer libros muy gordos… Un cuento sorprendente y libre de prejuicios.

Guías y folletos informativos, para el alumno:

  • Ni ogros, ni princesas. Esta iniciativa, promovida por las Consejerías de Sanidad, Educación y el Instituto Asturiano de la Mujer, está basada en el modelo de derechos y género, y se sustenta en el protagonismo del alumnado y profesorado, con sesiones en el aula con metodología activa y participativa, también talleres externos, y hay actividades para familias y colaboración comunitaria.

  •  

 

Guías y folletos informativos, para el docente:

Largometrajes para Educación Primaria:

  • Tomboy Laure es una niña transgénero de 10 años que, tras mudarse a un nuevo barrio, aprovecha su aspecto físico para hacerse pasar por un chico, Michael. Con esta película se pueden trabajar la construcción de la identidad de género, los estereotipos, la discriminación y la homofobia, las relaciones intrapersonales, la orientación sexual, etc. ¡Es perfecta para hacer un debate con los primeros cursos de la ESO!

  • Azul y no tan rosa. Una película muy completa que hará reflexionar a los alumnos y alumnas sobre la diversidad sexual, la violencia doméstica y la identidad intrapersonal, haciendo aflorar valores como el respeto, la tolerancia y la aceptación de uno mismo y los otros.

    • El alucinante mundo de Norman. Norman tiene un poder paranormal: puede ver muertos, algo que le valdrá para evitar que un apocalipsis zombie destruya el pueblo donde vive. Para conseguir acabar con él, contará con la ayuda de un grupo de amigos, entre los que se encuentran su hermana Courtney y Mitch, un chico muy deportista en el que se fija ella. Cuando le invita al cine, él responde amablemente que a su novio le encantan las películas románticas.

Actividades y dinámicas:

Identidad sexual. Biografía.

 


Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies